Consulta prenatal

Se debe acudir a su médico tan pronto como el embarazo sea sospechado, en las 12 primeras semanas de gestación. Primero se debe valorar el estado de salud de la mujer mediante la información obtenida de la historia clínica exploración física general , mamaria, inspección de genitales y tacto vaginal. Se completa el estudio mediante analítica de sangre prueba de Coombs indirecto para detectar anticuerpos anti-Rh y serologías de rubeola, toxoplasma, sífilis, hepatitis B y VIH), analítica de orina, citología cervico-vaginal y ecografía. Con estos datos se hará una valoración para clasificar la gestación de riesgo o no, valoración que repetiremos sucesivamente a lo largo del embarazo.

 
El resto de las consultas será , por lo general, mensual aunque de pendiendo de las características del embarazo se ajustarán en tiempo y forma. A medida que se aproxima el parto las visitas serán más continuadas, durante las mismas, se controlara la tensión arterial, el peso y la presencia de edemas, valoraremos la estática fetal, lse realizarán ecografías y cribado de la diabetes gestacional. Durante el tercer trimestre, se deberá evaluar la posibilidad de parto vaginal.

Protocolo de asistencia al embarazo.

1ª Visita: Revisión ginecológica completa, con ecografía vaginal, para diagnosticar la gestación, su situación, tamaño, vitalidad etc. Solicitud de analítica de primer trimestre, que incluya un hemograma, una bioquímica, grupo sanguíneo, Hormonas tiroideas, Serología de RUBEOLA, TOXOPLASMA, VDRL, AG HBS, VIH Y VHC. Analítica de orina, con cultivos y antibiogramas.

2ª Visita: en la semana 12, con control de Tensión arterial y peso. Se realizará la ecografía de la 12 semanas. Presenta un interés especial, la medición del CRL, y el pliegue de nuca, para la valoración del Cribaje del primer trimestre. Este se acompaña de una analítica de sangre materna, donde se miden la FB.Hcg y la PAP.A, ambas hormonas de producción placentaria. Todos estos datos se incluyen en un programa informático, que nos mide el riesgo de ANEUPLOIDIAS, como el síndrome de DOWN, de EDWARS, de TURNER, principalmente. Cuando el índice de riesgo de este cribaje supera el 1/ 270, estaría indicada una prueba invasiva, como la AMNIOCENTESIS, para el estudio directo del cariotipo del embrión, confirmando así, su normalidad cromosómica.

3ª Visita: Se realiza en la semana 16. Se controla TA y peso materno. La ecografía nos muestra el embrión, con todos sus miembros y estructuras. Procederemos a la medición de sus estructuras, confirmando su normalidad.

4ª Visita: Se realiza en la semana 20. Irá acompañada de la Ecografía de la semana 20, que es la más importante del embarazo, pues nos diagnostica la normalidad morfológica y funcional del feto, al ser estudiadas en el mismo, todos sus órganos y estructuras.
En esta visita se solicita la segunda analítica de la gestación, que incluirá un hemograma, perfil bioquímico, y estudio de sobrecarga de glucosa, llamado TEST DE O`SSULLIVAN, que se realiza con la toma de 50 gramos de la misma, y haciendo una segunda toma de sangre, a la hora, para valorar la respuesta insulínica. Niveles de glucemia por encima de 145 mgr/dl, suponen una prueba positiva , que requerirán una segunda prueba de sobrecarga, con 100 gr, y la realización de tres tomas, una cada hora, para descartar una diabetes gestacional.

5ª Visita: En la semana 25. Como en todas, se realizará la toma de TA y Peso. La ecografía nos muestra un feto más maduro y grande, que se visualiza óptimamente, en todos sus órganos.
Es el momento ideal para la realización de la ecografia de 4 dimensiones, pues el tamaño fetal, está en buena proporción, con la cantidad de líquido amniótico, para captar las facciones de la cara fetal, así como de sus extremidades.

6ª Visita: se realizará, en la semana 28. Aparte del control de TA y peso, será una revisión ecográfica, del desarrollo fetal y su peso.

7ª Visita: Se realiza en la semana 32. Llevará los mismos controles que la anterior.

8ª Visita: Se realiza en la semana 36. Además de los mismos controles que en la anterior visita, se solicitará la analítica del tercer trimestre, hemograma, perfil bioquímico, perfil de coagulación, Cultivos de exudado vaginal y rectal, para descartar la presencia del Estreptococo B agalactiae, cuya presencia, podría suponer para el feto, un riesgo durante el parto, al ser aspirado, de provocar una neumonía fetal.

A partir de este momento, se comienzan en la semana 38, la realización de pruebas de bienestar fetal, como la monitorización cardiotocográfica. Que se repite cada 10 días, hasta la finalización de la gestación con el parto.