Ecografía prenatal 2D, 3D y 4D

Las ecografías permiten que podamos “ver” al bebé antes de su nacimiento, mediante una exposición a un haz de ultrasonidos, emitidos por una sonda, cuyo reflejo se recoge de nuevo, y es procesado por una maquina, que los filtra y transforma en imágenes.

Existen varios tipos de ecografías o ultrasonidos, en 2D, 3D y 4D. Ningún tipo de ecografía es peligrosa para el feto o la madre, y pueden realizarse tantas veces como sea necesario, durante el embarazo, o fuera del mismo.

+ información de interés